12 de marzo de 2009

Led Zeppelin y Elvis: El encuentro.


Siempre me había parecido curiosa la anécdota pero nunca había leído ninguna declaración al respecto de los miembros de Led Zeppelin, el otro día hojeando un RS de hace un par de meses Robert Plant lo contaba con detalle, fue un promotor de conciertos común el que les presentó y propició así el encuentro, al principio ignorados, Jimmy Page rompió el hielo e inició la conversación cuando de repente Elvis les preguntó algo así como: ¿Es cierto lo que se cuenta que hacéis con los hoteles en vuestras giras? a lo que Robert Plant contestó: "Por supuesto que no, somos hombres de familia. Nos divertimos cantando en los pasillos Treat me like a Fool..... " (principio de Love me exagerando su inconfundible estilo.) todos quedaron mudos hasta que Elvis rompió el silencio con una tremenda carcajada enseguida secundada por sus guardaespaldas y todos los allí presentes, despues de dos horas de charla llegó el momento de la despedida y cuando la banda se fue alejando por el pasillo camino al ascensor El Rey se asomó a la puerta y cantó bromeando "treat me like a Fool....." dejando buena nota de lo bien que se lo había pasado con estos duros Rockeros Ingleses.



6 comentarios:

paulamule dijo...

El puto amo. Salud.

El rey lagarto dijo...

Buena anecdota.

Un saludo desde la ruta.

ROCKLAND dijo...

Los encuentros de Elvis con personajes famosas dan para mucho...Nixon, Alice Cooper, Beatles etc... Led Zep no podían faltar y Elvis como siempre reinando por todo lo alto.
Saludos

GINEBRA dijo...

No conocía la anécdota yo tampoco y confieso que ni siquiera he oído hablar de lo que hacían los Zeppelin en los hoteles (me lo puedo imaginar...) y mira que es una de mis bandas preferidas (deberías contarme lo que hacían estos estupendos señores en los hoteles, jajajajjajaa). Me gusta Elvis, pero hubiese preferido escuchar algo de los primeros, de esos "duros rockeros ingleses" con un corazón blandito... Besos

LoRbAdA dijo...

Divertida anécdota aunque siempre m ha parecido un poco grotesca esa pleitesía que los músicos rendían a un Elvis que los recibía como si fuera un mesías o algo así en su mansión (que seguramente lo fué, claro, para el rock).

without dijo...

Lo creas o no, esta anecdota me ha puesto los pelos de punta!